Pescado azul. Dando ritmo al corazón

Mucho ha cambiado la visión del pescado azul en los últimos 30 años. Ha pasado de ser  un pescado nada recomendable por las autoridades sanitarias, a ser un elemento indispensable en nuestra dieta alimentaria.

Hemos oído infinidad de veces el famoso slogan: rico en omega 3. pero, ¿qué es el omega 3?, ¿qué beneficios nos aporta?, ¿cuanta cantidad nos recomiendan?.

Bueno, vamos por partes para aclarar y explicar de una manera didáctica que es eso del omega 3:

  1. Son ácidos grasos esenciales que nuestro organismo no es capaz de producir.
  2. Existen 3 ácidos grasos omega 3: Acido alfa-linolénico, ácido eicosapentaenoico (EPA), ácido docosahexaenoico (DHA).
  3. Se encuentran en los tejidos de algunos pescados concretos (generalmente pescado azul), y en algunos vegetales (semillas de lino, nueces, o cañamones)
  4. Su consumo en grandes cantidades aumenta considerablemente el tiempo de la coagulación de la sangre; lo que da como resultado una terapia para combatir las enfermedades cardiovasculares.
  5. El efecto científicamente más demostrado es la disminución de los niveles de triglicéridos en todo tipo de sujetos.
  6. Son ácidos grasos poliinsaturados, los cuales pertenecen al grupo de grasas saludables
  7. Las raciones recomendadas son entre 2 y 3 veces por semana.
  8. Los pescados más comunes los tenemos en: atún, salmón, bonito del norte, sardinas,cazón, rodaballo, palometa, pez espada.

El consumo de omega 3 está recomendado para cualquier edad, pero según diversos estudios hay varias etapas donde se aconseja incrementarlo.

  • Durante el embarazo, y la lactancia. En muchas de las demandas alimentarias que necesita el feto durante el embarazo, es importante nutrirlo de ácido docosahexaenoico (DHA). Este componente es esencial para el desarrollo del cerebro, el sistema vascular, y la retina del ojo.
  • En niños menores de 2 años es esencial el tipo DHA para que haya un correcto  desarrollo cerebral. Este factor es clave, porque de él dependerá en un futuro que el niño desarrolle un correcto aprendizaje. La cantidad de DHA que consuma la madre, será proporcional a la cantidad de DHA que consuma el bebé durante la lactancia. En el caso de que la lactancia sea por leche no materna, hay que asegurarse de que la leche consumida por el bebé tenga DHA añadida.
  • En adultos. Como comentábamos en las características del omega 3. El consumo es también esencial para prevenir enfermedades cardiovasculares, y reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

Una vez explicadas todas las características del pescado azul, y el omega 3, es hora de ponernos con las manos en la masa, y realizar algunas recetas para darle un bombeo saludable a nuestro corazón.

Aquí os dejamos ideas para cocinar alimentos ricos en omega 3:

Rollo de espinacas con salmón.
– Rodaballo al horno.

Print Friendly

Deja un comentario