Judiones de la Granja

Judiones de la Granja en Cocotte

Con una textura mucho más carnosa, los Judiones de la Granja en Cocotte son un auténtico manjar que nada tiene que envidiar a las fabes asturianas.

Esta variedad de judía se cultiva en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia), donde se cree que fue importada de América y plantada en Segovia en el S.XVIII.

Los Judiones de la Granja en Cocotte los puedes acompañar con cualquier tipo de carne. Nosotros las hemos preparado con un compago asturiano, jamón y lacón, pero puedes hacerlas con morro de cerdo, costillas, oreja, chorizo, etc.

Para asegurarte que esta receta está libre de Gluten, es muy importante que leas el etiquetado de la carne con que las vas a guisar, porque muchas veces utilizan pimentones contaminados de gluten. A día de hoy la mayoría están libre de Gluten y lo especifican bien en el etiquetado.

No hagas planes después de darte un atracón, necesitarás una buena siesta para reposar y digerir las flatulencias

Como ocurre con la fabada o el cocido, al día siguiente estarán mucho más buenas porque se ha asentado todo. Si vas a hacer eso, basta con que las calientes a fuego bajo/medio hasta que estén calientes. No lo hagas en microondas.

 

Calificación de la Receta

  • (0 /5)
  • (0 Votos)

Instrucciones

  • 1. Ponemos a remojo la noche anterior los judiones de la granja
  • 2. Al día siguiente, lavamos bien los judiones en un escurredor
  • 3. Echamos un chorro de aceite en la cocotte, agregamos el compago, ponemos las judias y cubrimos de agua hasta tapar todo.
  • 4. Lo dejamos a fuego medio hasta que empiece a hervir
  • 5. Lo dejamos unos 10 min hirviendo y asustaremos las judías con un poco de agua fria. Repetiremos esto unas 4 o 5 veces más.
  • 6. Retiramos con cuidado el compago, lo cortamos a trocitos y lo devolvemos a la olla
  • 7. Ponemos el fuego medio/bajo, la tapa medio abierta y dejamos que poco a poco vaya evaporando. Esto pueden ser desde 2 o hasta 3 horas, Yo te recomiendo que lo dejes a fuego bajo durante 3 - 4 horas.
    Bajo ningún concepto muevas las judías con una cuchara, porque son muy frágiles y se acabarán rompiendo. Es mejor que vayas moviendo la olla en círculos.
  • 8. Si quieres que quede una textura más densa, saca dos o tres judias, las machacas y las vuelves a meter en la olla. Poco a poco se iran ligando.
  • 9. Listo para servir

Conecta:

Acerca de

Sabores y Texturas