El Callizo, una puerta abierta a la imaginación.

Situado en el centro del casco histórico de Aínsa, donde lo que abunda a su alrededor son tradicionales asadores con solera cuyos platos principales se basan en carnes a la brasa demandados por sus visitantes, en una esquina encontramos un discreto local escondido cuesta abajo llamado El Callizo.

Decidimos probarlo hace un año porque nos lo recomendaron, y desde entonces siempre que vamos por allí solemos repetir.

El restaurante tiene una Estrella Michelin y siempre sorprende a sus clientes con unos platos y menus de temporada muy «interactivos».

El local conserva todas sus raíces rústicas que componen su arquitectura por dentro, y en vez de remozar todas sus instalaciones, ha preferido dejar lo más intacto posible la decoración a base de viejos bodegones y mobiliario de madera.

 La carta consta de dos menús de degustación. Nosotros siempre hemos escogido el primero porque el segundo es enorme y al final en vez de disfrutar de una comida acabas por desear que acaben de traer más  platos, pero si eres de los que vas con mucha hambre, el segundo menú saciará tu demanda seguro.

La diferencia entre ambos es que en el segundo menú tienes unos pocos más de entrantes, dos platos principales, y un postre final de despedida.

Lo mejor de todo es el precio, puedes disfrutar de una comida de autor a bajo coste. El cubierto suele rondar entre los 30 – 50 €

Como una imagen vale mas que mil palabras, aquí os enseño algunos ejemplos de lo que puedes encontrarte…..

 

El Callizo

Dirección: Plaza Mayor, 22330 Aínsa
TF:: +34 974 50 03 85

 

 

No hay ningún comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.