De Madrid al Cielo

Hemos estado en Rockefeller, Empire State,  Eifel, Chichen Itza, pero lo vivido ayer fue una de mis mejores experiencias que he tenido. Años recorriendo la Gran Vía y sus alrededores, por fin pude obtener una perspectiva aérea que Gourmet Experiences de Callao no ha podido ofrecerme, y eso que las vistas son muy chulas, pero no estás en la Planta 16 del Edificio de La Prensa.

Diseñado por el Arquitecto Pedro Muguruza, e inspirándose en la cultura Norteamericana, lo diseñó para que fuese un edificio multifuncional. Contaba con un cine, viviendas, oficinas y la sede de la Casa de La Prensa. Se construyó en 4 años y se inauguró en Abril de 1930 por el Rey Alfonso XIII. El coste de este complejo fue de 8 millones de pesetas, ahora con eso no tienes ni para dormir en la portería!. Como curiosidad, este edificio es el único de toda la Gran Vía con la fachada de ladrillo visto. En su interior se han rodado muchas películas y fue sede de una de las revistas humorísticas más famosa de la época, La Codorniz.

La crisis del cine le marcó bastante a esta gran sala que tenía aforo para 2000 personas, en la actualidad solamente quedan 3 pequeñas salas con un aforo total de 987 personas. ¿Vivirá alguien ahí? Eso se lo dejamos a Comando Actualidad para que haga un programa dedicado a las viviendas más singulares de Madrid.

Una foto dice más que mil palabras, pero vivir la sensación de estar en un piso 16 con el silencio y algo de ruido lejano de la Gran Vía es algo que merece la pena.

Damos la bienvenida al verano con una cena clandestina de la mano de Le Nomade y Club Kviar, donde sinceramente los platos pasaron a un segundo plano con Madrid de fondo a nuestro alrededor. Vistas de 360º donde pude divisar toda la Villa maridándolo con unos cócteles elaborados por Miguel muy refrescantes, jamás se me ocurriría hacer un moiito con Coñac, bebida que tengo asociada al Sol y Sombra, repostería o remedio para paliar un dolor de muelas.

El menú no podía tener mejor título: “Entre el Cielo y La Tierra”. Up in the air, acariciando el techo de la Capital desde la calle más cosmopolita, La Gran Vía.

La carta consistió en diferentes niveles, y tenía miedo de no poder completarlos todos. Menos mal que las cantidades fueron reducidas y pudimos finalizar el postre sin tener que dar cinco vueltas a la manzana para poder bajar la cena. Los platos fueron los siguientes:

  1. Nivel 1. Yema de Huevo de Caldo Japonés maridado con cerveza Franziskaner. Tuve la suerte de probar la yema aún caliente y la verdad es que la explosión en boca me recordó mucho a las esferificaciones. No hace falta tanta cocina molecular, te vas al super, compras unos huevos de codorniz, les quitas la clara y los pones un poco en Varoma (técnica Thermomix). Entrante sencillo y original que tuvo reacciones varias en nuestra mesa. A mi me gustó.
  2. Nivel 2. Tiradito  de Bacalao en Pil Pil. Frio de Guisantes, Picada fresca de Pimientos, Salsa Matsuhisha y helado de Ají Amarillo. Mira que había ricos ingredientes marinando el bacalao, pero quizás por el calor, el caso es que me sabía mucho a pescado y se comía el sabor de la guarnición.
  3. Nivel 3. Albóndigas de Sepia y Verduras de Temporada bañadas con una salsa Bullabesa Thai. No he tenido buenas experiencias con estas albóndigas en otros sitios donde he estado, cuando aparecieron en el plato las miré con cierto recelo, y luego al echar la Bullabesa por encima y oler un fuerte aroma algo ácido con toques lácteos, me eché un poco para atrás. Desconozco de que está hecha esta salsa, es algo que investigaré en los próximos días, el caso es que a pesar de su fuerte olor, arreglaron mucho las albóndigas y conseguí acabarme el plato sin engullir para que bajaran rápido.
  4. Nivel 8. Patacón “Pisao” con su carne mechada de pollo de corral, Picada criolla y Espuma de Queso Fresco. Parece que en nivel 4 la cosa va mejorando y el chef Javier consigue un aprobado en toda nuestra mesa. A mí me encantó, es una variante de la Tinga de Pollo que pienso preparar en casa. Solamente hubo un problema, ¿Por qué no pusiste más unidades? Conseguiste que todos nos quedásemos con ganas de más.
  5. Nivel 5. Rissoto de Manitas de Cerdo, Trufa y Espuma de Salsa Romesco con su Gambón a la Plancha. Aquí si agradecí un plato comedido en cantidad, porque el arroz es un ingrediente que lo prefiero para comer. No descubrí una melosidad hecha a base de nata, bravo por Javier, porque en el 99% de los restaurantes es lo que hacen para tardar menos y crear argamasas para poner ladrillos. Ya hemos explicado en recetas de rissotos, que el toque meloso se consigue a base de mantequilla, aceite, parmesano y utilizar el arroz de la familia Arbóreo. Todos quedaron encantados y no hubieran dicho que no a otra cucharadita más.
  6. Nivel 6. Jarrete de Ternera a Baja Cocción, Salsa de sus Huesos Tostados, Crema de Cacahuetes y Falso Cous Cous de Verduras. Lo mejor queda para el final, el plato estrella de la noche fue esta preparación del Jarrete. Ni un hueso, tierno, sabroso y en su punto. Hemos llegado hasta este nivel y podemos seguir disfrutando de la cocina, gracias por calcular tan bien las raciones.
  7. Nivel 7. Alfajor Argentino en Deconstrucción. Ya tuve ocasión de probar este postre en la cena Latitud 0 el pasado Octubre del 2014. Pensaba que iba a tocar lo mismo, pero debido a un problema de vajilla tuve la suerte de probar otra variedad mucha más veraniega ayer. Fresco, no empalagaba el dulce de leche, y el helado con semillas de Chía o Amapola (son casi idénticas) lo hicieron fácil de digerir.
  8. Petit Fours. O lo que es lo mismo, bombones acompañados de una deliciosa copa de Oporto muy fresquito. Ideal para cerrar este menú con una agradable charla de sobremesa con nuestros acompañantes.

Cerca de las 2:00 de la mañana dimos por finalizada esta maravillosa velada desde el cielo de Madrid. Muchas gracias a todo el equipo de Le Nomade y Club Kviar por ofrecernos esta increíble experiencia, jamás la olvidaré. Después de esto va a ser complicado que superéis el local, ya puede estar buena la comida para hacerle sombra.

 

[sliderpro id=”7″]

 

 

Print Friendly, PDF & Email
No hay ningún comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.