Lubina a la sal

No es tan difícil como piensas, la lubina a la sal es quizás uno de los platos ideales para empezar a iniciarse en el mundo de los pescados.

Al tratarse de una receta que tiene que ir completamente sellada en sal durante su preparación, mientras tanto podemos ir preparando algo de guarnición para acompañarla. Nosotros en esta ocasión hemos cocinado unas patatas y espárragos trigueros al vapor.

Una vez que tengamos el pescado listo y limpio, lo emplataremos con un generoso chorro de aceite de oliva y sal para las verduras.

Si lo deseas, en vez de aceite puedes usar salsa tártara que también está muy rica para acompañar algunos pescados.

Los beneficios que aporta este tipo de pescados blancos son: alto contenido en fósforo para nuestros huesos, mejorar la resistencia física y las funciones biológicas del cerebro.

Print Friendly, PDF & Email

Calificación de la Receta

  • (4 /5)
  • (1 Votos)

Instrucciones

  • 1. En la pescadería les pediremos que nos preparen una lubina para hacerla a la sal.
  • 2. Lavamos la lubina y la colocamos en una fuente de horno sobre una capa de sal gorda.
  • 3. Cubrimos la lubina con el resto de la sal hasta que quede completamente tapada
  • 4. Humedecemos la sal con unas gotitas de agua e introducimos la bandeja en el horno durante unos 30 - 35 min a 180º
  • 5. Sacamos la lubina y comprobamos que la sal se ha solidificado entorno a la lubina formando un bloque. Si no fuera así, habría que volver a introducirla en el horno durante un rato mas.
  • 6. Picamos el bloque para sacar a la lubina, quitamos la piel, sacamos los lomos, emplatamos y listo para servir

Conecta:

Acerca de

Sabores y Texturas