Astobiza

Txakoli Astobiza

Txakoli Astobiza, aquí todo se recolecta a mano.

Situadas en la localidad Alavesa de Okondo, en una finca que consta de 10 hectáreas de viñedo propio a 300 m sobre el nivel del mar y situado entre montañas, está resguardado de la humedad de la niebla y de las heladas invernales.

El proceso de recolección se hace manualmente en pequeñas cajas donde seleccionan los mejores racimos.

Según su filosofía: “Queremos reflejar en nuestro txakoli el entorno y el clima, unidos al carácter de nuestras uvas autóctonas. Producimos un txakoli seco, afrutado, con color, aroma y sin aguja.

Históricamente, la presencia de la vid en Bizkaia es milenaria. A partir de los siglos XII-XIII se inicia una viticultura de autoabastecimiento y consumo local.

Durante los siglos XIV y XV se comienzan a regular y proteger los vinos locales. La primera prueba documental aparece en un texto de 1616 en el que se lee una referencia al ‘vino chacolin’ para denominar al vino local. Pero a principios del siglo XX la competencia de vinos foráneos y la industrialización, junto a una plaga de filoxera acaban con una buena parte de las 2.874 hectáreas que constaban censadas en 1891.

Pese a este problemático panorama, el txakoli vive a finales del siglo XIX y comienzos del XX uno de sus mayores momentos de esplendor cuando surgen los “chacolines”, tabernas para la venta exclusiva de txakoli, en las que además de el bacalao, los chipirones y hasta las angulas, se sirven en un ambiente alegre y popular.

A mediados de los 80, un pequeño grupo de productores impulsa la recuperación del viñedo y la mejora en la producción del txakoli en Bizkaia. Esta labor es reconocida con la concesión en 1994 de la “Denominación de Origen Txakoli de Bizkaia-Bizkaiko Txakolina”.

Las variedades más utilizadas son preferentemente las autóctonas de nombres tan vascos como Hondarrabi Zuri (para el blanco) y Hondarrabi Beltza (para el tinto).

Descorchamos una añada del 2015 que tiene un consumo recomendable hasta el 2018. Aromas varietales intensos, con notas a fruta blanca, (pera y manzana) cítricas, (pomelo) y de hueso, (melocotón). Fresco en boca, sabroso, equilibrado, final aromático largo y persistente, con leves notas amargas y minerales de carácter varietal y marcadas por el suelo de cultivo.

Para su elaboración, han hecho una selección por parcelas, vendimia a mano en pequeñas cajas, segunda selección en mesa, despalillado y maceración en frío previa al suave prensado, desfangado estático del mosto, fermentación a temperatura controlada, proceso inertizado, estabilizado y microfiltrado.

Lo bueno que ofrece Wineissocial es que además de recibir el pack de socio mensual, puedes comprar paralelamente las ediciones limitadas que van promocionando. Con varias modalidades de envío, tu eliges la que más te apetezca: pagando o gratis añadiéndolo al envío mensual.

Para madirarlo lo ideal es servir frío, en copa, a unos 8º-10º, combinarlo con sashimi, y sushi, pescados poco hechos y mariscos fríos. Para maridajes por contraste, son interesantes los quesos tipo Gorgonzola y Cabrales.

Aquí te ofrecemos un par de ideas con los que acompañarlo:

 

Más información:

 

 

Print Friendly
No hay ningún comentario

Deja un comentario