Home / Séptimo Arte  / El Hombre del Saco

El Hombre del Saco

Por mucho que lo intenten, hay papeles que se quedaran marcados por el resto de sus días en la carrera cinematográfica del actor. Robert Englund es uno de ellos. Por su culpa, muchos de nosotros

Por mucho que lo intenten, hay papeles que se quedaran marcados por el resto de sus días en la carrera cinematográfica del actor. Robert Englund es uno de ellos. Por su culpa, muchos de nosotros nos acostábamos acongojados en nuestras camas con el miedo de quedarnos dormidos y que el hombre del saco apareciera en nuestros sueños para clavarnos sus afiladas uñas.

 

A Nightmare on Elm Street (Pesadilla en Elm Street en España) fue un hito en la historia del cine de terror ochentero que llegó a tener 10 sagas, desde 1984 hasta 2010. Wes Craven fue el director original que dirigió la primera y la séptima.  Robert Englund nos torturó hasta la penúltima película, y llegó a tener una pequeña miniserie aprovechando el tirón que estaba teniendo la saga.

 

Aburridos de Michael Myers en Halloween y Jason Voorhees en Viernes 13, Wes Craven daba comienzo a un nuevo icono del cine con jersey a rayas verdes y rojas, un sombrero, unos guantes afilados y un rostro totalmente desfigurado que daban una nueva encarnación del hombre del saco llamado Freddy Krueger.

 

El primer título, supuso un objeto de culto que nos presentaba la figura del asesino desde una nueva perspectiva con tintes oníricos de pesadilla. Freddy solamente era capaz de matar a través de los sueños, donde él podía hacer lo que le plazca.

 

Como era de esperar, tras el éxito cosechado en la primera entrega, había que explotar al máximo la gallina de los huevos de oro. Durante los 80 la saga vivió su edad de oro, pero entrando en los 90 Freddy empezaba a ser cansino con el ruido de sus cuchillas, hasta que en los primeros años del 2000 hicieran una despedida simbólica con un Freddy Vs Jason.

 

Aquello supuso una apuesta arriesgada por parte de New Line Cinema, que en ese momento se encontraba en bancarrota, pero aquella inversión tuvo un golpe de suerte que permitió al estudio salir adelante y convertirse en un gigante del horror y fantasía.

 

La idea de Nightmare on Elm Street le surgió a Wes Craven tras leer la noticia de un grupo de refugiados camboyanos que murieron inmersos en terribles pesadillas. Pertenecían a la tribu Hmong, que tras llegar a refugiarse en Estados Unidos comenzaron algunos de sus miembros a tener fuertes pesadillas. Aquellas eran tan fuertes que los hombres intentaban no dormir durante el mayor tiempo posible para finalmente quedarse dormidos por el cansancio, despertarse gritando y a continuación morir. El caso se repitió en tres miembros de la tribu que estaban perfectamente sanos. Tras la autopsia se desveló que no habían muerto por una insuficiencia cardíaca sino que habían perecido súbitamente. Los médicos llamaron al fenómeno como Síndrome de la Muerte Asiática. Esto llamó tanto la atención a Wes Craven, que lo usó para crear la situación de los jóvenes en la película.

 

Para el personaje de Freddy Krueger, Wes Craven se inspiró en dos sucesos de su infancia. Fred Krueger era un compañero de escuela de Craven que no dudaba en acosarle durante varios años dejándole una profunda huella. El personaje de Krug de La última casa a la izquierda también esta basada en esta traumática experiencia. El otro suceso de la infancia de Craven que inspiró a la creación de Freddy fue el encuentro con un mendigo harapiento y con sombrero al que encontró mirando fijamente por la ventana de su casa cuando tenía diez años.

 

El origen del guante de Freddy fue concebido cuando Wes Craven buscaba dar un arma original y poco común a su villano, a la vez que barato y que fuese cómodo. En ese momento Craven estaba estudiando miedos primitivos en el subconsciente de gente de todas las culturas, y descubrió el miedo a las garras de los animales, lo que le llevo a la idea de un guante con unas terribles cuchillas. Como curiosidad, el propio Robert Englund se cortó con el guante la primera vez que lo cogió.

 

La primera aparición que vemos de Freddy en la película rajando las sabanas, no se trata de Englund sino de un especialista en efectos especiales. La razón es que a Robert Englund no se le daba bien cortar la tela y tuvieron que optar por la mano de Charles Belardinelli, el único que sabía exactamente como cortar y rasgar con el guante.

 

Heather Langenkamp a pesar de su poca experiencia ganó a 200 actrices para interpretar el papel de Nancy. Algunas de las actrices que acudieron para el papel fueron Demi Moore, Jennifer Grey o Courtney Cox. Heather afirmó que la única película de terror que había visto antes que Pesadilla en Elm Street era Burnt Offerings (Pesadilla Diabólica) de Dan Curtis.

 

El papel de Glen fue el primero en la carrera de Johnny Depp, pero el ni siquiera se presentó a la audición sino que fue acompañando a un amigo suyo, Jackie Earle Haley. El propio Craven fue el que animó a Depp a que leyera una parte del diálogo. Al final Depp fue escogido y Haley no. En el remake del film en 2010, Jackie Earle Haley obtuvo un papel compensando la perdida 26 años después.

Pesadilla en Elm Street tiene varias referencias ocultas a otros títulos de terror. Por ejemplo la película que ve Nancy en televisión para intentar no dormir es Posesión Infernal. Por otro lado en uno de los sueños de Nancy se puede ver la máscara de Jason de Viernes 13. De hecho Sean S. Cunningham, autor de la mítica saga, ayudó a Wes Craven rodando varias escenas, ya que el propio Wes había hecho lo mismo con la primera parte de Viernes 13.

 

Referencias

http://www.lucesdesala.com/2015/09/01/10-curiosidades-que-quizas-no-conocias-sobre-pesadilla-en-elm-street/

 

info@saboresytexturas.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT